La Paz enamoró a las autoridades extranjeras

ENCENDIDO DE LA TEA DE MURILLO POR LA PRIMERA AUTORIDAD DEL PAÍS.

“La Paz es una de las mejores ciudades que tiene la región. Realmente, estoy admirada”, señaló Gladys Cattebeke, presidenta de la Junta Municipal de Asunción (Paraguay), una de las autoridades extranjeras que arribó a la urbe para participar en los actos y eventos de celebración del Bicentenario.

Similar opinión tuvo el alcalde de Arequipa (Perú), Simón Balbuena, quien destacó que “Bolivia, y en especial la urbe paceña, nos ha enseñando que pese a las crisis económicas y a otros factores se puede salir adelante, convirtiéndose en un referente en América Latina”.

Ambas declaraciones las vertieron ayer luego de la entrega de dos nuevos tramos de la Vía Balcón, uno aéreo y otro terrestre, canchas deportivas de césped sintético y un área de parrilleros en el Parque Urbano Central. La inauguración contó también con la presencia del presidente Evo Morales.

PARTICIPACIONES ACTIVAS

Cattebeke mostró su contento por participar en los actos conmemorativos de los 200 años de la Gesta Libertaria.

El burgomaestre arequipeño resaltó que “pese a la geografía especial que tiene La Paz, hay crecimiento urbanístico. Los edificios le dan otra tónica”.

Un problema que comparten las dos ciudades latinas “es el servicio del transporte público que debe ser mejorado”.

Estas dos autoridades extranjeras son las primeras que arribaron a la urbe para acompañar al alcalde Juan Del Granado en los eventos festivos .

Asimismo aseguraron su participación en los actos conmemorativos los intendentes municipales de Canelones (Uruguay) y de Rosario (Argentina), Marcos Carámbula y Roberto Miguel Lifschitz respectivamente, y el vicealcalde de Bonn (Alemania), Helmut Joisten, quienes ya están en territorio paceño.

ESCULTURAS REGALADAS POR CHILE

Dos esculturas chemamull, concebidas por el artista mapuche Antonio Paillafil, serán entregadas hoy por del Canciller de Chile, Mariano Fernández Amunátegui, como un obsequio de la presidenta Michelle Bachelet a su par boliviano, Evo Morales, en conmemoración del Bicentenario de la Revolución de 1809.

Paillafil, considerado el principal escultor mapuche, realizó ambas obras en madera de roble y representan, con rasgos estilizados, a un hombre y una mujer esculpidos de cuerpo entero. Estas pieza se suman a las 150 esculturas públicas con las que cuenta La Paz y llegaron desde Santiago de Chile.

Los Chemamull, al igual que los kemu-kemu, son esculturas que se hacían antes de la llegada de los españoles y eran colocadas sobre las tumbas, a modo de las actuales cruces, ya que, se decía, ayudaban al alma del difunto a llegar a su destino final para reunirse con sus antepasados.

Los antiguos talladores mapuche utilizaban hachas, hachuelas o rocas para su elaboración, y eran hechas en troncos completos; más allá de un trabajo eran consideradas obras de arte que ponían de manifiesto el pensamiento de esta cultura que se desarrolló en Chile.

Se dice que estas esculturas abundaban en la Araucanía a la llegada de los españoles, pero fueron quemadas pues se consideraban como elementos de idolatría.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Principales barrios y zonas

Himno Paceño

Los mil sabores paceños