En agosto se entregará el mercado Sagrado Corazón de Jesús

Beneficiará a 68 caseritas de la zona, quienes financiaron la construcción. La Subalcaldía Max Paredes construye aceras en el entorno del mercado.

El moderno Mercado Sagrado Corazón, ubicado a la altura del Puente Topater en la zona del mismo nombre, abrirá sus puertas la primera semana de agosto, en el marco de la celebración de los 200 años del Grito Libertario.

El flamante centro de abasto beneficiará a 68 caseritas, quienes financiaron la construcción con 800.000 bolivianos, aproximadamente. Por su parte, el Gobierno Municipal otorgó el terreno en usufructo y se hace cargo de la supervisión y fiscalización de la obra.

El técnico de la Dirección de Mercados de la Alcaldía, Emilio Chuquimia, afirmó que se construyó 68 puestos, para la venta de carne, verduras, frutas, abarrotes, dulces y cosméticos, una sala de reuniones, una comisaría, una oficina administrativa y un servicio higiénico para varones y mujeres, un nuevo sistema de alcantarillado y se instaló agua potable y luz.

Dijo que “los trabajos tienen 95 por ciento de avance, puesto que se concluyó con toda la obra gruesa, el colocado de canaletas y bajantes para la circulación de las aguas pluviales hacia las cámaras de alcantarillado, la construcción de muros divisorios, el colocado de mesones y el revocado de las paredes interiores y exteriores”.

Chuquimia señaló que para terminar con la obra sólo falta el pintado de la fachada exterior y algunos detalles de la obra fina que serán concluidas hasta este viernes.

Asimismo, la Comuna paceña colaboró con 120.000 bolivianos para el colocado de cerámica antideslizante en el piso y los puestos con el objetivo de dar la higiene correspondiente. Asimismo, la Subalcaldía Max Paredes con un presupuesto de 59.995 bolivianos construye mejora las aceras peatonales del mercado y de las calles adyacentes a este mercado de la zona Sagrado Corazón de Jesús.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Principales barrios y zonas

Himno Paceño

Los mil sabores paceños